Extinción automática en cocinas industriales

Habrás ido infinidad de veces a comer o cenar a un restaurante, pero seguro que nunca te has planteado que la profesión que ahí se desarrolla sea de riesgo… Pues sí, el principal riesgo de incendio en un restaurante está en la cocina, claro, pero es muy elevado y peligroso, tanto por los daños que puede ocasionar a las personas como las pérdidas materiales que produce, que hasta puede provocar el cierre del negocio.

Teniendo en cuenta que en estas cocinas se usa gas, planchas calientes y hay grasas, el riesgo está servido. Y este riesgo se encuentra en los aparatos de cocina, como freidoras, fogones, planchas, marmitas, filtros, en el plenum de la campana extractora, en los conductos de la chimenea de extracción, ya que en todos estos elementos se acumula grasa, y la grasa es inflamable.

Por tanto el sistema de extinción de incendio debe tener dos funciones:

  • Detectar el incendio
  • Extinguirlo en todos los riesgos antes mencionados

Para esto existe un sistema especial para campanas de cocinas de restaurantes (industrial) y que tiene las siguientes características:

  • Es inocuo e inofensivo para las personas
  • Su descarga no produce daños adicionales
  • Permite restablecer la actividad de forma rápida
  • Es automático, no se necesita la actuación del personal y está 24 horas al día alerta

Nuestro sistema de extinción automática de cocinas activado por Sprinkler para campanas de cocinas industriales cumple con la norma actual, la cual exige la instalación de este tipo de sistemas cuando la potencia instalada exceda de 20 Kw en uso hospitalario o residencial público y de 50 Kw en cualquier otro uso, la potencia se determinará considerando los aparatos destinados a la elaboración de alimentos como sartenes, freidoras… que sumarán 1 Kw por litro de capacidad.

extinción automática cocinas
extinción automática cocinas

¿Cómo funciona?

El agente extintor se libera cuando el fusible eléctrico alcanza la temperatura de 93º. El componente acuoso permite una extinción rápida y refrigerada de la zona, mientras el espumógeno crea una superficie uniforme que evita la reactivación del fuego. El sistema permanecerá operativo las 24 horas del día, haya o no personal en la zona que verifique su funcionamiento, es por tanto automático y autónomo, seguro y no deja residuo. De coste reducido, el tamaño se adapta a la zona (según los metros de campana) y no interfiere en el normal funcionamiento diario del personal del local.

  • Es un sistema fiable, es mecánico por lo que no depende del suministro eléctrico ni la electrónica necesaria para detectar un incendio.
  • El sistema dispone de la opción del disparo manual.
  • Se puede instalar en cocinas nuevas o en cocinas en uso, ya que no supone un trastorno para los usuarios.
  • En definitiva, es una solución específica para este riesgo, no se trata de adaptar otras posibilidades al riesgo de las campanas de cocina.

Está compuesto por:

  • Abrazadera de sujeción del extintor
  • Latiguillo con presostato junto con válvula antiretorno
  • Tubería en acero inoxidable y/o goma
  • Pieza de conexión
  • Sprinkler
  • Extintor automático con válvula de agua más aditivo (litros según tamaño de la campana).

Deja un comentario