Mantenimiento de extintores portátiles

 

La norma UNE 23 120 sobre ‘Mantenimiento de extintores portátiles contra incendios’ es una norma elaborada y consensuada por el sector, que establece los criterios y las pautas a seguir en el mantenimiento de los extintores.

Cambios que presenta esta norma: la introducción de una serie de defectos, que si se presentan en un extintor pueden poner en duda su correcto funcionamiento, como criterios de rechazo, y la fijación del equipamiento mínimo que la empresa mantenedora debe disponer en su taller.

Incluye aspectos a tener en cuenta para:

  • el mantenimiento trimestral,
  • el mantenimiento anual,
  • apertura y recarga de extintores (incorpora las operaciones a realizar tras la apertura de un extintor),
  • pruebas de presión (se establece la técnica recomendada para el ensayo hidráulico, el método por expansión volumétrica de envoltura de agua y se fijan las presiones de prueba en función del tipo de extintor),
  • sustitución de componentes y agentes extintores y propelentes,
  • medidas de seguridad (se incorporan dos capítulos, uno para las medidas adicionales de protección contra incendios y otro para la seguridad del personal),
  • certificado de mantenimiento y registro (guardar los registros que justifiquen las operaciones durante 3 años),
  • criterios de rechazo,
  • formación del personal técnico (experiencia mínima de 6 meses en el puesto de trabajo y la participación en un curso de formación de 50 horas),
  • medios técnicos de las empresas mantenedoras, etc.

 

Responder