Principales riesgos al manejar un extintor

PRINCIPALES RIESGOS ASOCIADOS

QUEMADURAS

Debidas a:

  • No mantener la debida distancia de seguridad a la hora de afrontar la extinción de un fuego.
  • No valorar la gravedad de una situación. El fuego nos puede sorprender en un determinado momento, o puede haber calentado superficies, etc. que toquemos.
  • Proyecciones producidas por la fuerza del chorro del extintor al no utilizarlo de una manera adecuada.
  • Tocar la manguera y/o las partes no protegidas por donde circula el gas en el caso de los extintores de gas (quemadura por frío).

PROYECCIONES  Y SALPICADURAS

Debidas a:

  • Descargar el extintor demasiado cerca del foco. La fuerza del chorro puede proyectar los materiales sobre los que incide.

INTOXICACIÓN Y ASFIXIA

Debido a:

  • Los gases resultantes de la combustión de materiales/sustancias.
  • La disminución de aire respirable debido al desplazamiento producido por la aparición de otros gases resultantes de la combustión.

INCENDIO Y EXPLOSIÓN

Debido a:

  • La utilización de un extintor inadecuado para un material combustible en concreto. P.ej. el uso de extintores de agua en instalaciones eléctricas puede causar cortocircuitos y chispas que provoquen otros focos. En el caso de incendios de combustibles líquidos de menor densidad que el agua, puede provocar que éstos floten y se propaguen (es el caso del aceite).
  • Algunos agentes extintores son conductores en determinadas circunstancias. Esta información viene recogida en el propio extintor. Por ejemplo, el uso de extintores de agua en instalaciones eléctricas: el agua puede conducir la electricidad.

MEDIDAS PREVENTIVAS

En su entorno encontrará diversos medios de protección dirigidos al control de incendios, que conviene que conozca. Fíjese en su puesto de trabajo de qué medios dispone, extintores, bocas de incendio equipadas, etc. y participe en las actividades formativas que se le ofrezcan sobre Emergencias. Es por su seguridad y por la de todos.

Encontrará extintores de distintos tipos. Fíjese en:

  • Tipo de fuego para el que son adecuados.
  • Que estén visibles y accesibles. Deberían estar colgados a una altura inferior a1,70 my colocados de tal manera que los recorridos hasta los mismos sean menores de15 m. Controle que no se almacenen objetos a su alrededor que dificulten su acceso.
  • Los precintos deben estar intactos.
  • Correctamente señalizados.
  • En los extintores que tengan manómetro, compruebe periódicamente que la aguja se encuentra en la zona verde del mismo.

La etiqueta constará de:

  • Revisión anual de carga.
  • Retimbrado cada 5 años.
  • Vida útil 20 años

Si detecta alguna anomalía, indíqueselo al servicio de Mantenimiento.

INSTRUCCIONES DE UTILIZACIÓN

Previamente al uso de cualquier extintor, hay que tener claro para qué tipo de situación está indicado. En general están ideados para pequeños fuegos, lo que se denominan “conatos” (una papelera que ha empezado a arder, unos papeles, etc.). Si utiliza un extintor, o como mucho dos, y no controla el fuego, tendrá que dejarlo a personal preparado para que lo extinga por otros medios.

Previamente habrá dado la alarma y retirado sólidos o recipientes que contengan líquidos o gases (cerrando las tomas de oxígeno, p.ej.) de las proximidades de la zona de fuego.

Los pasos que deberá seguir con los siguientes:

  • Calcule sus posibilidades. No se trata de ser un héroe. No arriesgue innecesariamente su integridad personal.
  • Asegúrese de que utiliza el extintor adecuado y que conoce su manejo. Encontrará la información que necesita en la etiqueta del extintor.
  • Ojo al descolgarlos (pesan)
  • Coloque el extintor en posición vertical
  • Retire el seguro tirando suavemente de él, mientras lo haga, no ejerza presión sobre la palanca de accionamiento. El precinto se romperá.
  • Asegúrese de que funciona. Realice en el mismo lugar un pequeño disparo de prueba.
  • Recuerde que la carga de un extintor dura pocos segundos.
  • Acuda acompañado al lugar del siniestro.
  • Actúe siempre contra el fuego con la salida a la espalda, de manera que, en el peor de los casos no pueda quedar atrapado por las llamas.
  • Aproxímese cuanto sea posible.
  • Apunte hacia la base del fuego, no hacia las llamas. El disparo será más efectivo.
  • Cubra la base del fuego con disparos cortos. Le permitirán tener una mejor visión de la evolución del fuego a medida que lo va rociando.
  • Si no consigue controlar el fuego, cierre la puerta del local, y si puede, también las ventanas y de aviso de la situación a la persona encargada de la emergencia.

OTRAS PRECAUCIONES

  • No dirija el chorro del extintor hacia ninguna persona. No están indicados para apagar fuegos sobre las mismas. Para ello deberá utilizar una manta o hacerla rodar. El gas de los extintores sale a muy bajas temperaturas (a –70 ºC) pudiendo provocar quemaduras. El polvo se puede pegar a las heridas, etc.
  • Ante un pequeño fuego también puede ser muy efectiva la sofocación mediante una manta o una tapa (caso de una sartén que prenda fuego o una papelera).
  • Cierre las puertas y ventanas de una habitación en la que hay fuego, ya que dificulta el acceso de oxígeno fresco a la zona y provoca que el fuego se debilite.

Responder